Proceso de trabajo

Square

Seguimos un proceso de trabajo óptimo para conseguir una auténtica personalización de cada pieza. Crozet no trabaja con plantillas, las invitaciones son totalmente personalizadas a cada pareja. Hacemos una pequeña entrevista a los novios para ver qué tipo de boda quieren hacer, gustos, aficiones, historias… y de ahí diseñamos dos o tres bocetos hasta llegar al resultado perfecto. En todo momento presentamos las mejores opciones para cada proyecto, abierto a posibles cambios que cada pareja pueda necesitar.